Imagen relacionada

Cada vez viajamos más a destinos exóticos y esto obliga a adoptar mayores precauciones en ámbitos como la salud. El año pasado, sólo en la Unidad de Vacunación al Viajero del Hospital Universitario 12 de Octubre, se administraron más de 10.000 vacunas, según los datos del Servicio de Medicina Preventiva de la Comunidad de Madrid. Y a nivel estatal, en 2017 fueron más de 286.457 viajeros los que se atendió en alguno de los 107 centros de vacunación internacional.

A este respecto, el Ministerio de Asuntos Exteriores ofrece determinadas recomendaciones a la hora de preparar nuestro viaje a destinos exóticos y lejanos. En su web se incluyen fichas detalladas de cada país, además de una serie de consejos y que facilitarán en gran medida la seguridad de nuestras vacaciones.

Con respecto al apartado de salud, desde el Ministerio se hace hincapié en que las prestaciones de la Seguridad Social no son aplicables en el extranjero, salvo en algunos países de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo, por lo que resulta muy necesaria la contratación de un seguro de viaje que garantice la cobertura de los gastos en caso de tener un problema de salud. Se aconseja una cobertura amplia que incluya los gastos de repatriación.

Anulación de viaje por secuelas en la vacunación

En muchas ocasiones los viajeros olvidan que los incidentes que se pueden presentar durante un viaje son de lo más variados, desde enfermedades y accidentes a pérdidas económicas por retrasos en los transportes o anulación. Y en lo que pocos reparan es en que también las propias vacunas pueden provocar efectos secundarios en ocasiones.

Algunas aseguradoras, cubren la anulación de viaje por secuelas en la vacunación. Es decir, aquel supuesto en el que la vacuna o vacunas administradas produzcan a la persona efectos secundarios que le impidan viajar. Asimismo, en el caso de necesitar alguna vacuna especial durante el viaje, como la antirrábica, esta quedaría igualmente cubierta por la garantía de asistencia médica.